El Archivo Municipal ofrece servicios de:

  • Consulta y reproducción de documentos

  • Actividades culturales y de difusión del patrimonio documental

Servicio de consulta de documentación

sala-de-consulta

Todos los ciudadanos tienen derecho a consultar libre y gratuitamente la documentación depositada en el Archivo Municipal de Bargas y a obtener copias y certificaciones, previo pago de las tasas correspondientes, sin más limitaciones que aquellas determinadas por la legislación vigente que desarrolla el art. 105.b de la Constitución.

Los documentos que contengan datos que puedan afectar a la seguridad, el honor, la intimidad y la imagen de las personas sólo podrán ser consultados en los términos establecidos en la legislación básica estatal y autonómica.

El Archivo dispone de sala de consulta, donde podrán realizarse las consultas de forma presencial. También cuenta con servicio de consultas telefónicas, por fax, correo postal o correo electrónico, y mediante las demás formas previstas en el art. 38.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre.

El Archivo ofrece también un servicio de reproducción de documentos mediante fotocopia y sistemas de digitalización.

Servicio de actividades culturales y de difusión del patrimonio documental

galeria

El Archivo Municipal organiza diversas actividades encaminadas a dar a conocer los fondos que custodia, a través de visitas organizadas, proyección de materiales audiovisuales, publicaciones y exposiciones.

Son de destacar las exposiciones y publicaciones de fotografías, organizadas con material gráfico procedente del Archivo Municipal en colaboración con los propios vecinos, que han ido proporcionando material fotográfico y audiovisual procedente de sus colecciones familiares, los cuales son reproducidos para su difusión .

Todo este patrimonio documental gráfico, custodiado en el Archivo Municipal, constituye el Archivo de la Imagen de Bargas, una extensa colección de fotografías desde finales del siglo XIX hasta nuestros días, relacionadas con sus gentes, calles, rincones, edificios y monumentos de la localidad, fiestas y tradiciones, trajes típicos, gastronomía, oficios y profesiones, etc., contribuyendo, de esta manera, a salvaguardar la memoria gráfica de nuestra localidad como forma de perpetuar tradiciones arraigadas que no deben perderse, al tiempo que dar a conocer a curiosos y visitantes aspectos históricos y singulares que configuran la propia identidad de Bargas y su progresivo desarrollo.

Orígenes del Archivo Municipal

arca2

Las primeras noticias sobre la existencia del Archivo proceden de un memorial de gastos del año 1733, en el que consta la colocación de una cerradura nueva para el Archivo que costó 22 reales de vellón.

Posteriormente, a través de un Inventario del patrimonio municipal de 1882, sabemos que el Archivo estaba situado en el piso superior del edificio del Ayuntamiento, junto a la Secretaría; sin embargo, desconocemos cuáles eran los fondos que custodiaba por entonces, ya que, al igual que ha sucedido en otros muchos archivos municipales, sufrió los estragos de la incursión francesa de principios del siglo XIX, las consecuencias de las desamortizaciones municipales de 1881 y, posteriormente, la inclemencia de la Guerra Civil, durante la cual Bargas, además, tuvo una posición estratégica en el frente de batalla. A ello se añade después la inevitable entrega de papel “viejo” al Estado para paliar la escasez y proceder a su reciclado.

No obstante, alguna documentación histórica ha permanecido prácticamente intacta, se trata de documentos correspondientes a los siglos XVII y XVIII, de carácter hacendístico y relacionados con concesiones de privilegios sobre alcabalas. A estos documentos se suman, ya a partir del siglo XVIII, algunos Libros de acuerdos del Concejo y documentación relativa, fundamentalmente, al patrimonio municipal.

Todo ello induce a afirmar que hubo una selección de documentos sobre asuntos de trascendencia para el lugar de Bargas, que debieron conservarse en lugar aparte del archivo, posiblemente en el Arca de las Tres Llaves: una pieza datada entre los siglos XVII y XVIII, de estilo barroco popular de la escuela castellana de Toledo, realizada en madera de pino con cerraduras de hierro de perfil cupiforme y sinuoso y escuadras también de hierro en las esquinas. El arca se conserva en buen estado en las dependencias de la Casa Consistorial (ver imágenes).
Salvo esta importante colección documental conservada, lo cierto es que existe una gran laguna documental que nos impide conocer datos relevantes sobre los orígenes del municipio y su evolución, al menos hasta el siglo XX. Para ello, hemos de acudir necesariamente al Archivo Municipal de Toledo, por su evidente dependencia jurisdiccional hasta la llegada del Régimen Liberal, así como al Archivo de la Diputación y al Histórico Provincial de Toledo, conservando éste último el Catastro de Ensenada con los datos referentes a Bargas y ciertos fondos de tipo judicial que afectan a la localidad. Además, es imprescindible la consulta de los Archivos Eclesiásticos de la provincia, como el Catedralicio, que conserva el famoso Interrogatorio del Cardenal Lorenzana sobre el lugar de Bargas, y también el Diocesano y el Parroquial de Bargas.

Incluso, se hace necesario completar las consultas en el Archivo General de Simancas, al haber estado Bargas incluido en el lugar de realengo por pertenecer a la jurisdicción de Toledo, así como en el Archivo Histórico Nacional y en el Archivo General de la Administración. En cuanto al posible enlace de la localidad con el apellido Vargas, es conveniente también acudir a los archivos nobiliarios y privados.

A partir de la década de 1970, la producción documental del Ayuntamiento deja de sufrir mutilaciones en su conservación definitiva, reflejando el Archivo la actuación municipal en todas sus facetas: Gobierno, Administración, Servicios y Hacienda. Desde ese mismo momento, el Archivo Municipal comienza a configurarse como tal, pues se constituye como un Bien de Dominio Público, en función de lo establecido en el Reglamento de Bienes de las Corporaciones Locales, ya que conserva y custodia el patrimonio documental del Municipio.

No obstante, los trabajos de organización del Archivo Municipal no comenzarán hasta el año 1995. Hasta entonces, sólo existía como único instrumento de descripción el Censo-Guía de la provincia de Toledo de 1988, y el Archivo se encontraba en estado precario, fruto de la acumulación de documentos de escaso uso administrativo depositados en un local de forma arbitraria, lo que hacía peligrar la permanencia de sus fondos, hasta que finalmente fue dotado con personal técnico, que ha procedido a la organización, descripción e instalación de los documentos con criterios archivísticos.

Resultado de esta actuación es el establecimiento del Archivo Municipal de Bargas como servicio del Ayuntamiento, dependiente de la Secretaría, cuya finalidad es reunir, conservar y difundir los documentos relacionados con el lugar de Bargas con el fin de servir a la gestión administrativa, garantizar el derecho de los ciudadanos al acceso al Archivo, y ejercer la protección, conservación y difusión del patrimonio documental de Bargas.

Fondos conservados en el Archivo Municipal

img_3138

El Archivo Municipal de Bargas conserva documentación desde el año 1614 hasta la actualidad, cumpliendo funciones de archivo administrativo, intermedio e histórico.

El documento más antiguo que se conserva es una Real Cédula de Felipe III del año 1614, por la que da licencia al lugar de Bargas para que pueda tomar a censo sobre sus propios y rentas para el pago de alcabalas. En general, la documentación que se ha conservado correspondiente a los siglos XVII y XVIII es de carácter hacendístico y se refiere a concesiones de privilegios sobre alcabalas, hecho que induce a afirmar que existió en algún momento una selección de documentos no expurgables por parte de la administración municipal en temas preferentemente hacendísticos y de trascendencia para el lugar de Bargas, mientras que el resto, lo que se salvase de las diferentes contiendas, incursiones y desamortizaciones municipales, pudo servir como “papel viejo” entregado al Estado tras la Guerra Civil para paliar la escasez .

La selección debió afectar también a la documentación relativa al Patrimonio municipal. De hecho, se conservan Libros de rendición de cuentas de Propios y Rentas del Concejo entre los años 1732 y 1754 y un Libro de cuentas de Propios y Arbitrios de 1852-1866. Tras la aplicación de la Ley de Desamortización de Madoz, se confecciona el primer Inventario de Bienes, que data de 1882 y se completa con expedientes de adquisición de bienes patrimoniales desde 1889, o de arrendamiento de bienes, que se remontan a 1952; deslindes y amojonamientos en 1967 y enajenaciones desde 1965.

En cuanto a los Libros de Acuerdos del Concejo, sólo han perdurado los correspondientes a los años 1714-1745; 1860-1866 y 1882-1883, y no será hasta el siglo XX cuando comiencen a conservarse prácticamente en su totalidad. El más antiguo de todos ellos guarda cosido el árbol genealógico de Bernardo de Rojas y Contreras, un personaje ilustrado del siglo XVII que fue regidor de Toledo y alcalde de Bargas en 1755. En el Libro de Acuerdos de 1737, además, se conserva cosido un Padrón y Vecindario General con distinción de Estados, confeccionado en Bargas por orden de la Real Sala de Hijosdalgo de la Chancillería de Valladolid.

Un rápido vistazo al Inventario General del Archivo nos introduce en la vida administrativa del Municipio, reflejando sus cambios, incidencias y desarrollo. En el aspecto relativo al Gobierno local, hallamos Actas de constitución del Ayuntamiento desde 1887; Ordenanzas desde 1922; disposiciones emanadas de la Autoridad Real desde 1614 y Bandos que se remontan a 1942. También los documentos nos indican la existencia de Comisiones Informativas y Especiales, como la de Ayuda Familiar, que se creó en 1957; la del Censo Agrario, también de estos años, o la Comisión Gestora que se constituye en 1933 para la décima de las contribuciones territorial e industrial, destinada a atender el paro obrero.

En lo referente a la Administración Municipal, se recoge aquí toda la información relativa a las funciones de Secretaría y Registro, con Libros de Registro de Entrada y Salida de Documentos que se conservan desde 1945.

Igualmente, dentro de la Administración, un apartado importante es el dedicado a Personal. Los primeros expedientes personales de funcionarios municipales se remontan a 1918, año en que también se recoge el primer procedimiento de selección de personal, en concreto un Médico Cirujano de la Beneficencia, y ya en 1933 asistimos a la selección del Secretario de la Corporación.

Los Servicios municipales constituyen uno de los bloques de volumen documental más importantes del Archivo y son ilustrativos del desarrollo que ha ido adquiriendo la localidad, sobre todo en su aspecto urbanístico. De hecho, la sección de Obras y Urbanismo es una de las más consultadas, encontrando expedientes de licencias de obras mayores desde 1942, aunque ya de forma sistemática y regular a partir de 1967, mientras que expedientes de licencia de apertura de industrias se conservan desde 1963. Pero el empuje urbanístico de la localidad se produce a partir de 1975, momento en que se inician los primeros expedientes de planeamiento urbanístico y a partir de entonces podemos también encontrar de forma regular la documentación relativa a obras municipales de abastecimiento de agua, de saneamiento y alcantarillado, de alumbrado público y de pavimentación de calles. La intervención del Estado y de la Comunidad Autónoma se hace patente a partir de 1983, con programas provinciales y autonómicos que incluyen la edificación de viviendas de promoción pública y posteriormente la construcción de centros deportivos, educativos y sanitarios.

Con respecto a los Servicios Agropecuarios e Industriales, la documentación conservada es mucho más reciente, de la década de los 90, si bien las Estadísticas de Obras y Servicios hacen referencia al aspecto primordialmente agrícola de la localidad, que hoy día convive con el desarrollo urbano e industrial de la misma.

Los documentos de Abastos y Consumos se refieren fundamentalmente al Matadero municipal, del que se conservan Registros desde 1963, así como todo lo referente al Pósito, que se reglamenta en 1955, ya que anteriormente existió en Bargas un pósito de carácter privado fundado en 1635 por una capellanía eclesiástica del que sólo quedan referencias en los primeros Inventarios de Bienes del Ayuntamiento.

Transportes y Seguridad Ciudadana son también aspectos relevantes de los Servicios Municipales, si bien la documentación que se conserva es reciente.

Lo mismo sucede con la documentación relativa a Sanidad, aunque hallamos censos caninos de vacunación ya desde 1962. El Cementerio tiene también su referencia documental, conservándose Registros desde 1945 y expedientes de su reconstrucción y posterior ampliación tras la Guerra Civil.

En cuanto al servicio de Beneficencia y Asistencia Social, existen documentos de carácter asistencial y de ayuda familiar desde 1926 y referencias dispersas en los Libros de Actas, Estadísticas municipales y documentos de Intervención.

Con respecto a Educación, Cultura y Deporte, la creación de centros escolares está documentada desde 1962 y en el aspecto cultural se conservan expedientes de festejos desde 1944. Por su parte, la actividad deportiva avanza a partir de 1971, con la creación de las primeras instalaciones, pero no se configura como tal servicio hasta 1993, en que se constituye el Patronato Deportivo Municipal.

Una documentación significativa de la evolución y desarrollo de Bargas es la referente a Población, pues se conservan Padrones de Habitantes desde 1936, junto con boletines y estadísticas de altas, bajas y cambios de domicilio relevantes para el conocimiento del movimiento migratorio de la localidad a partir de esa fecha.

Los Servicios municipales no estarían concluidos sin hacer una referencia a la sección de Quintas y Milicias, ya que se conservan expedientes generales de reclutamiento desde 1905.

El último gran sector de la actividad del Ayuntamiento es el relativo a la Hacienda municipal. De la sección de Intervención, los primeros Balances y libros de Contabilidad que se conservan datan de 1884 y en Tesorería hallamos Cuentas de Arbitrios fechadas en 1615 y Cuentas de Réditos de censos de alcabalas en 1883, así como Libros de Actas de Arqueo y Libros de Caja a partir de 1937, momento en que la documentación contable se conserva de modo más constante, sobre todo en lo que respecta a los expedientes generales del Presupuesto y a los Mandamientos de Pago e Ingreso. Todo ello se complementa con los documentos correspondientes a las Juntas de carácter hacendístico, tales como la Junta Municipal de Asociados, de la que se conservan los Libros de Actas de 1882 y 1883; la Junta Catastral, que actuó durante los años 1931 a 1937 y la Junta de Contribución Urbana, creada en 1971.

En lo que se refiere a la documentación extramunicipal, tienen cabida aquí el depósito, legado o donación de pequeños archivos privados relacionados con la localidad que enriquecen, en su consulta, el conocimiento de la misma, y así ocurre con el Legado de Aurora Morales (1915-1931); el archivo de la Asociación de Jubilados y Pensionistas “La Bargueña” (1983-1989); los Estatutos de la Hermandad del Stmo. Cristo de la Sala y los Estatutos de asociaciones de todo tipo: taurinas, deportivas, juveniles, de colectivos, etc.

Normativa reguladora

  • Constitución Española, 1978.
  • Ley 19/2002, de 24 de octubre, de Archivos Públicos de Castilla-La Mancha.
  • Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico español.
  • Real Decreto 111/1986, de 10 de enero, de desarrollo parcial de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español.
  • Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.
  • Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público.
  • Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.
  • Real Decreto Legislativo 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local.
  • Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.
  • Ley 48/1978 de 7 de octubre, que modifica la Ley 9/1968, de 5 de abril, sobre secretos oficiales.
  • Ley Orgánica 1/1982 de 5 de Mayo, de Protección Civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
  • Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal.
  • Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.
  • Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobieno.